La unica y verdadera



0 con voz propia (comentarios)

El compromiso de combatir la corrupción

Adolfo Aguilar Zinzer
Libro: Los comportamientos con la nación, Editorial Plaza & Janés, México, D.F.


A don Antonio López de Santa Anna sus contemporáneos lo apodaban “El quince uñas”; él prefería, en cambio, que lo llamaran Su Alteza Serenísima. Al dictador no le alcanzaban ni las manos, ni los dedos, ni las uñas, ni las horas del día, ni el tamaño del tesoro nacional para saciar su voracidad. A don Antonio le da por llevarse, descaradamente o por medio de subterfugios, para sus parientes o por las malas, para sí o sus cortesanos, para sus parientes y sus amigos, y con mucho esmero también para sus galanas, lo que no era suyo, lo que le gustaba, lo que quería regalar.

Don Antonio no escondía su concupiscencia, ni se avergonzaba de su afición por los bienes públicos y los haberes ajenos. Todo lo contrario: se ufanaba de ello, lo hacía con desfachatez y buen humor, con audacia y picardía. El pueblo tampoco se lo reprochaba, más bien lo festinaba; hacía de ello burlonamente una leyenda, un regocijante tema de tertulia. Hasta sus víctimas aceptaban con resignación el atraco e incluso se avenían a compartir su patrimonio con el opresor. Don Antonio era un tirano que jugueteaba todo el tiempo con su pueblo. Robaba y dejaba robar, siempre y cuando, claro está, a él le tocara una tajada. Le encantaban las multitudes, los bailes y las francachelas; lo mismo se aposentaba en los refulgentes y perfumados salones de la elegante sociedad que en los sombríos y hediondos burdeles donde sin pudor, sin pedantería, populacheramente, el presidente se entregaba al desenfreno. Entre sus mayores aficiones estaba el azar, las peleas de gallos, los naipes. Era un apostador compulsivo y habituado a ganar, honraba sus deudas y juego. Tal vez la gente no lo quería; de hecho sus amigos y beneficiados, aún más que sus rivales, conspiraban incesantemente contra él. No obstante, el pueblo lo festejaba y, más que tolerarlo, compartía con él sus inclinaciones libertinas, sus desenfados para timar y sorprender al prójima, su sensualidad brutal y grotesca, su ansía de tomar ventaja de los puestos públicos, el púlpito y los rangos militares: su cinismo para burlar y engañar.

En aquel México recién emancipado del tutelaje colonial, todo era provisional e incierto. La sociedad no sabía muy bien qué hacer con su independencia, con su gobierno y sus tesoros; la de México era una gente desorganizada y dispendiosa, ebria y trasnochada por los jalones y sobresaltos de constantes guerras civiles, a sonadas y levantamientos de jefecillos militares, de próceres y caudillos instantáneos. La caída de la producción y el comercio, la pérdida de la opulencia colonial y el asedio a la integridad por el ensoberbecido y vecino del norte dejaron sin rumbo ni fe en si mismo a los mexicanos. El Santannismo era un pueblo sin entusiasmo por su nación, sin muchas ganas de edificar su futuro. Aquel México – tan parecido al del Salinismo y el Zedillismo, tan similar al México perdido, devaluado y quejumbroso que tenemos ahora – se desorientó de tal manera que echo por la borda oportunidades excepcionales de construir una nación fuerte y desperdició un tiempo precioso. La sociedad sobre la cual gobernaba Santa Anna no supo – o no pudo – encontrar otro motivo de vinculación con el estado ni otra relación con sus gobernantes y con sus líderes que no fuera la corrupción, el relajo, el chisme, el rumor, la conjura, la sedición. Los mexicanos de aquel entonces, como ahora nos ocurre a los de ahora, se dejaron llevar por la desilusión, por el desengaño y la resignación.

En esos años extraviados y pintorescos que van desde la caída de Iturbide hasta el último día de la dictadura de don Antonio – jocosamente relajados por Leopoldo Zamora Plaws en su historia novelada de la dictadura de Santa Anna –, México sucumbió a las extravagancias de sus caudillos y a la crueldad de los caciques; estuvo a punto del desmoronamiento y dejó que los estadounidenses, súbitamente transformados en imperio, pararan sobre él, le arrebataron parte de sus espacios físicos y geopolíticos vitales y lo redujeran, de ahí en adelante, a la triste condición de “patio trasero”.

Don Antonio López de Santa Anna era sin lugar a dudas un gran corrupto; sin embargo, la sociedad mexicana, asentada en la fangosa mezcla de dos culturas con densidad muy distinta, que juntas no llegaban a cuajar, tenían en su ser y en su entraña todos los antecedentes culturales patrimoniales de la colonia, todos los hábitos, los valores y los estímulos y hasta las instituciones formales e informales con los cuales nutrir el hambre santannisma de corrupción.

La corrupción tiene en México un continuo histórico, un hilo conductor que viene de muy atrás, de los vestigios combinados de nuestra civilización india, mestiza y criolla. Se manifestaba de múltiples maneras, unas ominosas y otras benignas; está en los actos más ruines de nuestros gobernantes y en los gestos más solidarios de la sociedad; el abuso del poder para fines de lucro, el tráfico de influencias, la “transa”, se manifiesta en la ambición y soberbia de las autoridades, lo mismo que en la camaradería de los compadres y la solidaridad de los parientes; forma parte de las grandes decisiones públicas y también de las infinitas transacciones privadas.

En todo el mundo hay algo de corrupción, poco en sociedades resguardadas por instituciones políticas democráticas y responsables, donde están en vigor estrictos regímenes jurídicos de observancia generales, y mucha en órdenes prejurídicos y antidemocráticos como el nuestro.

En la muy rica y diversa experiencia política internacional, el autoritarismo y la concentración desmedida del poder no han sido, por definición y en todos los casos, sinónimo de impunidad y corrupción. En otras culturas con otros antecedentes y otras motivaciones, el autoritarismo dictatorial ha sido generalmente causa de la cancelación de libertades civiles, de violaciones graves, criminales y sin temáticas a los derechos humanos, pero no necesariamente de corrupción gubernamental, entendida hasta en su acepción más general como el hecho de anteponer el ejercicio de las funciones públicas, las relaciones personales, los intereses individuales, familiares, de clan o de grupo.

En el caso de México, sí existe una relación muy estrecha entre el autoritarismo y la corrupción, entre la falta de a su democracia y la deshonestidad gubernamental. En efecto, el régimen presidencialista posrevolucionarios configuró sus mecanismos de poder y autoridad de tal manera que la corrupción pasó a ser, quizá la más valiosa y perversa herramienta de la gobernabilidad. Por ello la experiencia política mexicana arroja una curiosa y muy reveladora relación de proporción inversa entre represión y corrupción.
La corrupción – manifiesta en sobornos directos e indirectos, en la cooptación, en los programas de inversión y dádivas públicas, en el ofrecimiento de canonjías, concesiones, plazas, cargos y privilegios – sustituyó con gran eficacia a la represión como mecanismo de control político y como arma para neutralizar a grupos sociales y a muchos detractores y adversarios del régimen. Se reprime no a quien ofende, contraviene o conjura contra el gobernante, sino a quien no se deja sobornar, a quien no tiene precio.
Esa fluidez política de la corrupción es lo que hace ya cerca de veinte años, y por cierto con muy mala leche, Alan Riding llamó en sus Vecinos distantes, el "aceite y pegamento" del sistema político mexicano. Gracias al uso, a la diseminación y al fomento indiscriminado, audaz, imaginativo y muy hábil de la corrupción, el régimen pudo incumplir en mayor o menor medida prácticamente todas sus ofertas revolucionarias, y al mismo tiempo logró eludir las consecuencias políticas de ese incumplimiento. El régimen logró, en efecto, con el uso selectivo y ejemplar de la fuerza, reprimir relativamente poco; y con el abuso indiscriminado y absolutamente discrecional del tesoro público, corromper mucho y conservar el poder, disgregar a sus oponentes, diluir la inconformidad y contener las demandas sociales. Debido precisamente a su inmenso valor político y a su muy extensa base de sustentación cultural y social, la corrupción adquirió en México un carácter sistémico; es decir, se encarnó, por propio derecho y su propia lógica, en la estructura institucional del Estado, en su andamiaje jurídico y en la esencia misma de las funciones públicas.
Del valor político de la corrupción y de su papel como generador del poder corporativo y reproductor del poder político, se desprenden la trascendencia que tiene la jerarquía que deberá tener la reforma política del país. Cambiar de régimen significa, necesaria e ineludiblemente, erradicar al menos esas dimensiones político-corporativas de la corrupción mexicana. Sin ello, cualquier cambio, hasta el más aparentemente espectacular, será cosmético. Democratizar al país supone, por tanto, dar al traste con la impunidad que se hermana de la corrupción.


SALUD!!! y muchas FELICIDADES!!!

0 con voz propia (comentarios)


Pues si señores, en este mes el blog de la única y verdadera (maravillosa) Madame Butterfly cumple un año de vida, y aprovechando que esta de vacation, me he infiltrado a la redacción de Nuestra Dama (aún tengo mis llaves... {risa malvada}) para hacerle mi más humilde regalo:


un nuevo template y este post de felicitaciones.


y de verdad felicidades! por ser uno de los bloggs mas versatiles (ah chinga! si yo ni se que es esa palabra)...


MUCHOS AÑOS MAS!!!!


0 con voz propia (comentarios)

Hey….no es por exagerar pero el Rockstar la tiene asi!!!!!!!!...fuera de mamada.




Saludos a todos y todas.
jejeje, Los veo regresando de semana santa

Posted by Rockstar


0 con voz propia (comentarios)



Hoy me estuve dando la vuelta por la blogosfera por la maniana y me encontre con muy chidas, una de ellas en la pagina del zonico, quien propone a toda la banda bloguer una nueva etapa en la evolucion de la blogosfera. Así como una revolucion de la escritura en Internet en la que se exprese de manera libre y pura todo lo que uno escribe, de manera desinhibida, como si cada uno de los post fuese un MP3 que se compartiera por Internet.
La neta se me hizo suave todo esto, mientras los estaba leyendo se me vino la imagen mentalmente del MONOLITO de la película 2001 una Odisea en el Espacio que venia girando por el espacio sideral hasta aterrizar en la blogosfera, donde todos los bloguers nos encontrabamos alrederdor de el, viendolo con detenimiento.



Mientras la gente siga leyendo estas madres y la banda proponga nuevas ideas y conceptos en su blog, mientras se sigan dando mas revoluciones, seguramente en un futuro no muy lejano va a nacer la nueva hija de la blogosfera.




Si ya no los veo por aqui, de una vez me despido y les deseo que se la pasen chido en SEMANA SANTA.


0 con voz propia (comentarios)



Datos historicos iglesia del terror

0 con voz propia (comentarios)



En el año 311, el emperador Constantino se convierte al cristianismo, para tratar de ocultar sus crímenes, las jerarquías cristianas se convirtieron en el brazo criminal que unía los intereses de las castas dominantes.

Año 314, con Galerio, Licinio y Constantino, la Iglesia sella con el Estado una estrecha alianza que se prolongara por siempre. En el “Edicto de Milán” los obispos decretan en Arles la condena eterna de cualquier rebelde.

Luego el alto clero cristiano asumió la posesión de grandes extensiones de tierra y a quienes le hicieran resistencia condenaban como “herejes” y les expropiaban sus propiedades. Se inicia una persecución inmisericorde contra todo lo que pusiera en duda los dogmas y la conducta de esa horrenda casta jerárquica cristiana.


Uno de los que argumentaron la necesidad de estos tratos violentos y exterminio físico de los herejes fue Agustín de Tagarte (345-430) doctor y padre de la Iglesia, para el era mejor quemar a un hereje que abandonarlo en sus errores.

Jerónimo, otro padre de la Iglesia, exhortaba a liquidar a un tal Vigilancio, en nombre de la salvación de su alma.

En el año 382, Teodosio I, suscribió edictos contra maniqueos y paganos donde se contemplaban condenas de muerte y confiscación de bienes. Se iba creando así lo que en el futuro seria la santa Inquisición.

La persecución a la que fueron sometidos los cristianos gnósticos, quienes fueron denunciados viciosamente como herejes, mientras que sus libros sagrados eran robados y quemados. Los gnósticos hacían una distinción entre el Padre Celestial y el dios de la Biblia Hebrea, Yahvé o Jehová, mientras que la Iglesia confunde a Yahvé o Jehová, con el Dios Absoluto.

Año 415, el obispo de Alejandria, Cirilo I, fue el verdugo de Hipatia. Ordeno a monjes para que la emboscaran, estos la violaron, torturaron, sus tendones fueron cortados con afiladas conchas y finalmente fue descoyuntada. El pecado de Hipatia fue haber sido hermosa, filosofa neoplatónica y maestra de matemáticas.

Esta Iglesia, supuesta seguidora de Jesús, no tuvo reparos en llevar a la hoguera a miles de mujeres inocentes acusadas de brujería, o de haber cometido pecados carnales.

Siglo XV: Cruzadas contra los Husitas, miles muertos.

En 1538 el Papa Pablo III declara una cruzada contra la Inglaterra apostata y declara a todos los ingleses esclavos de la Iglesia (afortunadamente no tuvieron el poder para enforzar el decreto).

1568 La Inquisición española ordena el exterminio de tres millones de rebeldes en Holanda (en esa época española).

Entre 5000 y 6000 protestantes fueron ahogados por las tropas españolas católicas, "un desastre que los burghers of Emden se dieron cuenta por los miles de sombreros holandeses que flotaban".

En 1 562 estalló en Francia una guerra civil religiosa intermitente, que duró hasta 1 572. El acontecimiento más destacado de esta, fue la matanza de San Bartolomé, que ocurrió en París la noche del 24 de agosto de 1 572, donde los católicos irrumpen contra los hugonotes (protestantes) arrancándolos de sus camas los degollaron, agarrotaron o mataron a tiros. El asesinato en masa dejó esa noche a unos 3 000 hugonotes muertos, en las semanas siguientes la orgía de muerte que llevaban a cabo los católicos continuo en las provincias, acabando con la vida de al menos unos 20 000 hugonotes mas. Toda esta matanza fue ordenada por el Papa Pio V.

Las fortunas de los judíos y musulmanes en las Cruzadas, pasaron a ser propiedad de la Iglesia.


La fortuna del Vaticano fue acumulada en su mayoría por el saqueo a las victimas de genocidios, como los Incas, los protestantes, cuyos bienes fueron embargados durante la Inquisición.

Los conquistadores de España destruyeron el Popol Vuh de los aztecas, a quienes encarcelaron, torturaron y mataron en nombre de su dios cristiano, robando así enormes fortunas de oro.

El 17 de febrero de 1 601 la plaza romana de Campo dei fiori veia como Giordano Bruno, despojado de sus ropas y atado a un palo, con la lengua aferrada en una prensa de madera para que no pudiese hablar, fue quemado vivo, al igual que sus trabajos, en cumplimiento de la sentencia dictada pocos días antes por el tribunal romano de la Inquisición, tras un largo y tortuoso proceso iniciado en Venecia en 1 592 que lo declaro hereje, impertinente y obstinado.
Giordano Bruno rechazaba la influencia de la Iglesia en la política, realizo una reforma cosmologica, apoyaba el heliocentrismo, la idea del movimiento de la Tierra, el universo infinito y la pluralidad de los mundos animados.

Creía también en que Dios era el alma del universo y que las cosas materiales no son mas que manifestaciones de un único principio infinito. Fue el primer Panteísta, doctrina en la que se cree que dios es todo el Universo y no una personalidad.

La Iglesia puede sacarse de encima el caso de Galileo con una suave y condescendiente explicación. Bruno se le queda en la garganta.

En el siglo XIX se erigió una estatua dedicada a la libertad de pensamiento en el lugar donde tuvo lugar su martirio.


Galileo Galilei, en 1 633 fue condenado como hereje por la santa Inquisición, Galileo fue torturado y sometido a vejámenes. Fue obligado a vestir traje de penitencia y con la mano sobre la Biblia recitar la horrible formula de abjuración “Abjuro, maldigo y detesto los citados errores y herejías…”. La arrogante Iglesia humillo el honor de Galileo y se atribuyo el derecho de decidir sobre la ciencia (es algo que actualmente lo sigue haciendo, como ejemplo esta la clonación de humanos) la única falta de Galileo fue apoyar el modelo heliocéntrico de Copernico, en el cual la Tierra giraba alrededor del Sol, según la Iglesia, en ese entonces esta hipótesis iba en contra de la Biblia.

Siglo XVII: Los católicos matan a Gaspard de Coligny, un líder protestante. Después de asesinarlo, la horda católica mutila su cuerpo, "cortándole su cabeza, sus manos y sus genitales... después lo tiran al río, después, decidiendo que no era digno de ser comido por los peces, es sacado del agua y arrastrando lo que quedaba... lo llevan a Montfaulcon, para ser carne de carroña, gusanos y cuervos".

Siglo XVII: Los católicos saquean la ciudad de Magdeburg (Alemania). Alrededor de 30,000 protestantes muertos. "En una sola iglesia 50 mujeres fueron encontradas decapitadas," cuenta el poeta Friedrich Schiller, "y los infantes se encontraban todavía en los pechos de sus madres muertas".

Siglo XVII: Durante la guerra de los 30 años (católicos vs. protestantes) por lo menos el 40% de la población es muerta, en su mayoría en Alemania.

San Ambrosio, obispo de Milán, durante el imperio de Teodosio, instigo al primer incendio de una sinagoga en Kallinikon (hoy Raqqa, Irán), el santo declaro haber dado la orden, ya que los judíos eran merecedores de la muerte. Los ejecutores de la orden fueron monjes, hombres brutales que en los siglos III y IV mas que santos eran seres violentos y asesinos.

Miles de victimas asesinadas en nombre de Dios durante la conquista de América, donde a los nativos que sobrevivieron se les anulo su cultura y su religión.

Más asesinatos durante la Guerra Civil Española, siendo ejecutado todo aquel que no compartía los dogmas católicos.

La Iglesia Católica bendijo el asesinato de rojos durante el franquismo.


Participación durante la Segunda Guerra Mundial, en el expolio de oro judío que fue a parar a las arcas del Vaticano.

La connivencia de la jerarquía cristiana con Hitler al comenzar la II Guerra Mundial, es decir su disimulo y participación en los miles de crímenes que dejo como saldo esta irracional guerra.

El antisemitismo de la Iglesia a lo largo de los siglos, lo que ocasiono la muerte de millones de judios en el mundo.

Los crímenes cometidos contra aborígenes australianos, que incluyen el coger por la fuerza a miles de niños para meterlos en instituciones católicas.

Lo mismo ocurrió en poblaciones autóctonas del Québec y otros lugares apartados del mundo.

El desfalco de la Iglesia al Banco Ambrosiano por la suma de 1 373 millones de dólares, suma que el cardenal Marzinskus utilizo para desestabilizar el régimen comunista de Polonia y financiar los asesinatos de la organización paramilitar argentina “Triple A”.

Los crímenes cometidos por la Iglesia en Colombia, entre los años 1 946 y 1953, fueron asesinadas unas 300 000 personas que se opusieron a la dominación capitalista, la Iglesia estuvo al lado del gobierno de turno.

Las dictaduras de Argentina, Brasil, Chile, Bolivia entre otras, estuvieron siempre legitimadas por los jerarcas de la Iglesia.

La oscura vinculación de la Iglesia, siendo cardenal Juan Luis Cipriani, con el gobierno fujimorista en el Perú (1995-2001).

Al mencionar brevemente algunos de los delitos cometidos por la Iglesia a través de la Historia, salta la pregunta de quien le dio derecho a realizar tantos crímenes, el derecho a quemar a filosofos y pensadores, el derecho a quemar brujas, el derecho a quemar libros, el derecho a provocar guerras, el derecho a ser complices de otros asesinos, el derecho a regentar bancos y empresas, el derecho a apropiarse de lo ajeno, el derecho a proteger a curas pervertidos sexuales, el derecho a vivir en medio de la riqueza, el derecho a no pagar impuestos.
La alianza Iglesia-Gobierno es un hecho irrefutable, ambos poderes del terror llevan las riendas del mundo, conduciendonos hacia la miseria y autodestrucción. El poder politico y economico paga los favores prestados por la Iglesia. El primero, por bendecir y justificar su impunidad y el segundo por mantener aborregadas a las masas, manteniendo asi su status social.

Para ello los gobiernos a traves de las leyes protegen a la Iglesia y hasta disponen de una asignatura en las escuelas y colegios, camuflada bajo el nombre de religión, cuando mas bien debería llamarse “adoctrinamiento católico”.

Afortunadamente muchas de las atrocidades eclesiásticas han salido a la luz, ello impide que las personas de mayor capacidad intelectual caigan en el engaño.

El Vaticano y toda su casta de sacerdotes y monjes siguen utilizando el fraude, la mentira y su inseparable hipocresía, para seguir manteniendo en el engaño a la población, todo ello con la finalidad de proteger sus intereses y seguir en el poder, ocultando su malévolo rostro y oscuras intenciones tras el verdadero mensaje de Jesús.





En el año 311, el emperador Constantino se convierte al cristianismo, para tratar de ocultar sus crímenes, las jerarquías cristianas se convirtieron en el brazo criminal que unía los intereses de las castas dominantes.

Año 314, con Galerio, Licinio y Constantino, la Iglesia sella con el Estado una estrecha alianza que se prolongara por siempre. En el “Edicto de Milán” los obispos decretan en Arles la condena eterna de cualquier rebelde.

Luego el alto clero cristiano asumió la posesión de grandes extensiones de tierra y a quienes le hicieran resistencia condenaban como “herejes” y les expropiaban sus propiedades. Se inicia una persecución inmisericorde contra todo lo que pusiera en duda los dogmas y la conducta de esa horrenda casta jerárquica cristiana.


Uno de los que argumentaron la necesidad de estos tratos violentos y exterminio físico de los herejes fue Agustín de Tagarte (345-430) doctor y padre de la Iglesia, para el era mejor quemar a un hereje que abandonarlo en sus errores.

Jerónimo, otro padre de la Iglesia, exhortaba a liquidar a un tal Vigilancio, en nombre de la salvación de su alma.

En el año 382, Teodosio I, suscribió edictos contra maniqueos y paganos donde se contemplaban condenas de muerte y confiscación de bienes. Se iba creando así lo que en el futuro seria la santa Inquisición.

La persecución a la que fueron sometidos los cristianos gnósticos, quienes fueron denunciados viciosamente como herejes, mientras que sus libros sagrados eran robados y quemados. Los gnósticos hacían una distinción entre el Padre Celestial y el dios de la Biblia Hebrea, Yahvé o Jehová, mientras que la Iglesia confunde a Yahvé o Jehová, con el Dios Absoluto.

Año 415, el obispo de Alejandria, Cirilo I, fue el verdugo de Hipatia. Ordeno a monjes para que la emboscaran, estos la violaron, torturaron, sus tendones fueron cortados con afiladas conchas y finalmente fue descoyuntada. El pecado de Hipatia fue haber sido hermosa, filosofa neoplatónica y maestra de matemáticas.

Esta Iglesia, supuesta seguidora de Jesús, no tuvo reparos en llevar a la hoguera a miles de mujeres inocentes acusadas de brujería, o de haber cometido pecados carnales.

Siglo XV: Cruzadas contra los Husitas, miles muertos.

En 1538 el Papa Pablo III declara una cruzada contra la Inglaterra apostata y declara a todos los ingleses esclavos de la Iglesia (afortunadamente no tuvieron el poder para enforzar el decreto).

1568 La Inquisición española ordena el exterminio de tres millones de rebeldes en Holanda (en esa época española).

Entre 5000 y 6000 protestantes fueron ahogados por las tropas españolas católicas, "un desastre que los burghers of Emden se dieron cuenta por los miles de sombreros holandeses que flotaban".

En 1 562 estalló en Francia una guerra civil religiosa intermitente, que duró hasta 1 572. El acontecimiento más destacado de esta, fue la matanza de San Bartolomé, que ocurrió en París la noche del 24 de agosto de 1 572, donde los católicos irrumpen contra los hugonotes (protestantes) arrancándolos de sus camas los degollaron, agarrotaron o mataron a tiros. El asesinato en masa dejó esa noche a unos 3 000 hugonotes muertos, en las semanas siguientes la orgía de muerte que llevaban a cabo los católicos continuo en las provincias, acabando con la vida de al menos unos 20 000 hugonotes mas. Toda esta matanza fue ordenada por el Papa Pio V.

Las fortunas de los judíos y musulmanes en las Cruzadas, pasaron a ser propiedad de la Iglesia.


La fortuna del Vaticano fue acumulada en su mayoría por el saqueo a las victimas de genocidios, como los Incas, los protestantes, cuyos bienes fueron embargados durante la Inquisición.

Los conquistadores de España destruyeron el Popol Vuh de los aztecas, a quienes encarcelaron, torturaron y mataron en nombre de su dios cristiano, robando así enormes fortunas de oro.

El 17 de febrero de 1 601 la plaza romana de Campo dei fiori veia como Giordano Bruno, despojado de sus ropas y atado a un palo, con la lengua aferrada en una prensa de madera para que no pudiese hablar, fue quemado vivo, al igual que sus trabajos, en cumplimiento de la sentencia dictada pocos días antes por el tribunal romano de la Inquisición, tras un largo y tortuoso proceso iniciado en Venecia en 1 592 que lo declaro hereje, impertinente y obstinado.
Giordano Bruno rechazaba la influencia de la Iglesia en la política, realizo una reforma cosmologica, apoyaba el heliocentrismo, la idea del movimiento de la Tierra, el universo infinito y la pluralidad de los mundos animados.

Creía también en que Dios era el alma del universo y que las cosas materiales no son mas que manifestaciones de un único principio infinito. Fue el primer Panteísta, doctrina en la que se cree que dios es todo el Universo y no una personalidad.

La Iglesia puede sacarse de encima el caso de Galileo con una suave y condescendiente explicación. Bruno se le queda en la garganta.

En el siglo XIX se erigió una estatua dedicada a la libertad de pensamiento en el lugar donde tuvo lugar su martirio.


Galileo Galilei, en 1 633 fue condenado como hereje por la santa Inquisición, Galileo fue torturado y sometido a vejámenes. Fue obligado a vestir traje de penitencia y con la mano sobre la Biblia recitar la horrible formula de abjuración “Abjuro, maldigo y detesto los citados errores y herejías…”. La arrogante Iglesia humillo el honor de Galileo y se atribuyo el derecho de decidir sobre la ciencia (es algo que actualmente lo sigue haciendo, como ejemplo esta la clonación de humanos) la única falta de Galileo fue apoyar el modelo heliocéntrico de Copernico, en el cual la Tierra giraba alrededor del Sol, según la Iglesia, en ese entonces esta hipótesis iba en contra de la Biblia.

Siglo XVII: Los católicos matan a Gaspard de Coligny, un líder protestante. Después de asesinarlo, la horda católica mutila su cuerpo, "cortándole su cabeza, sus manos y sus genitales... después lo tiran al río, después, decidiendo que no era digno de ser comido por los peces, es sacado del agua y arrastrando lo que quedaba... lo llevan a Montfaulcon, para ser carne de carroña, gusanos y cuervos".

Siglo XVII: Los católicos saquean la ciudad de Magdeburg (Alemania). Alrededor de 30,000 protestantes muertos. "En una sola iglesia 50 mujeres fueron encontradas decapitadas," cuenta el poeta Friedrich Schiller, "y los infantes se encontraban todavía en los pechos de sus madres muertas".

Siglo XVII: Durante la guerra de los 30 años (católicos vs. protestantes) por lo menos el 40% de la población es muerta, en su mayoría en Alemania.

San Ambrosio, obispo de Milán, durante el imperio de Teodosio, instigo al primer incendio de una sinagoga en Kallinikon (hoy Raqqa, Irán), el santo declaro haber dado la orden, ya que los judíos eran merecedores de la muerte. Los ejecutores de la orden fueron monjes, hombres brutales que en los siglos III y IV mas que santos eran seres violentos y asesinos.

Miles de victimas asesinadas en nombre de Dios durante la conquista de América, donde a los nativos que sobrevivieron se les anulo su cultura y su religión.

Más asesinatos durante la Guerra Civil Española, siendo ejecutado todo aquel que no compartía los dogmas católicos.

La Iglesia Católica bendijo el asesinato de rojos durante el franquismo.


Participación durante la Segunda Guerra Mundial, en el expolio de oro judío que fue a parar a las arcas del Vaticano.

La connivencia de la jerarquía cristiana con Hitler al comenzar la II Guerra Mundial, es decir su disimulo y participación en los miles de crímenes que dejo como saldo esta irracional guerra.

El antisemitismo de la Iglesia a lo largo de los siglos, lo que ocasiono la muerte de millones de judios en el mundo.

Los crímenes cometidos contra aborígenes australianos, que incluyen el coger por la fuerza a miles de niños para meterlos en instituciones católicas.

Lo mismo ocurrió en poblaciones autóctonas del Québec y otros lugares apartados del mundo.

El desfalco de la Iglesia al Banco Ambrosiano por la suma de 1 373 millones de dólares, suma que el cardenal Marzinskus utilizo para desestabilizar el régimen comunista de Polonia y financiar los asesinatos de la organización paramilitar argentina “Triple A”.

Los crímenes cometidos por la Iglesia en Colombia, entre los años 1 946 y 1953, fueron asesinadas unas 300 000 personas que se opusieron a la dominación capitalista, la Iglesia estuvo al lado del gobierno de turno.

Las dictaduras de Argentina, Brasil, Chile, Bolivia entre otras, estuvieron siempre legitimadas por los jerarcas de la Iglesia.

La oscura vinculación de la Iglesia, siendo cardenal Juan Luis Cipriani, con el gobierno fujimorista en el Perú (1995-2001).

Al mencionar brevemente algunos de los delitos cometidos por la Iglesia a través de la Historia, salta la pregunta de quien le dio derecho a realizar tantos crímenes, el derecho a quemar a filosofos y pensadores, el derecho a quemar brujas, el derecho a quemar libros, el derecho a provocar guerras, el derecho a ser complices de otros asesinos, el derecho a regentar bancos y empresas, el derecho a apropiarse de lo ajeno, el derecho a proteger a curas pervertidos sexuales, el derecho a vivir en medio de la riqueza, el derecho a no pagar impuestos.
La alianza Iglesia-Gobierno es un hecho irrefutable, ambos poderes del terror llevan las riendas del mundo, conduciendonos hacia la miseria y autodestrucción. El poder politico y economico paga los favores prestados por la Iglesia. El primero, por bendecir y justificar su impunidad y el segundo por mantener aborregadas a las masas, manteniendo asi su status social.

Para ello los gobiernos a traves de las leyes protegen a la Iglesia y hasta disponen de una asignatura en las escuelas y colegios, camuflada bajo el nombre de religión, cuando mas bien debería llamarse “adoctrinamiento católico”.

Afortunadamente muchas de las atrocidades eclesiásticas han salido a la luz, ello impide que las personas de mayor capacidad intelectual caigan en el engaño.

El Vaticano y toda su casta de sacerdotes y monjes siguen utilizando el fraude, la mentira y su inseparable hipocresía, para seguir manteniendo en el engaño a la población, todo ello con la finalidad de proteger sus intereses y seguir en el poder, ocultando su malévolo rostro y oscuras intenciones tras el verdadero mensaje de Jesús.


0 con voz propia (comentarios)

La Iglesia: Terror, crimenes y dinero

(parte I)

(tomado de la web Astroufo - peru)



En este artículo quiero dar a conocer el lado oscuro de la Iglesia, desenmascarar su cruel realidad, y su terrible capacidad de represión mental que forma parte del complejo aparato de control de masas.
Desde que nacemos se nos inculca el temor frente a poderes terrenales y no terrenales, esto ocasiona que el hombre se convierta en un ser religioso autómata, incapaz de revelarse de la telaraña de fanatismos que ha creado para su propio beneficio esta gran araña negra que es la Iglesia Católica.

Actualmente la Iglesia persiste en imponer sus dogmas trasnochados utilizando las mismas tácticas para someter psicológicamente a las mentes débiles y a todos los que aun sin querer, hacen causa comun con esta cúpula mafiosa.

Este dogmatismo hipócrita, ha motivado que la Iglesia sea numéricamente grande pero espiritualmente pequeña, utilizando como principal artimaña, el bautismo involuntario de las personas, los niños son bautizados sin que ellos mismos sean concientes de lo que le estan haciendo, condenandolos a ser de por vida unos titeres mas de la Iglesia. Pero ha motivado tambien su fraccionamiento al ser el cristianismo la religión mas dividida en sectas y sucursales.

El Vaticano, que constituye el símbolo de la corrupción, el crimen y la mentira en el mundo, desde que se constituyo, ha creado un imperio de miedo y fanatismo que le ha sido muy util para llevar a cabo acciones abominables como la cristianización, como es el caso de las cruzadas, la conquista de America y de África, su lucha sangrienta contra la mal llamada herejía, su participación en guerras y crímenes a lo largo de la historia.


ANIMACIONES

0 con voz propia (comentarios)

Estas madres la baje de un concurso de animaciones que se hizo en internet, aqui se las pongo para que le den una checadita.


aqui un pendejo haciendola de piccolo dai macu





aqui una pendejada titulada el viejo y el patinetero



hay que pendejos estan estas madres. aqui una pendeja del hombre arania



y para terminar los dejos con el predicador





About me

Links

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)