La unica y verdadera




E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



que hay? vato, aqui les pongo un cuento que hice a ver si les late, ya me diran que opinan, sino vayanse a la VER&@.
Plaza Towers Luxury Appartments
Por
Rockstar tu padre





Se encendió una luz roja sobre la L de la pantalla negra en la parte superior a las puertas aceradas del elevador. El lobby era sobrio y elegante, sus paredes como sus pisos estaban cubiertas en mármol color arena, frente a la recepción había una sala de tres piezas en color negro y la temperatura del aire acondicionado era un poco mas fría de lo ideal.
Las puertas se abrieron y ambos entraron al elevador sin dirigirse si quiera una mirada.
Lucía tenía 32 años y trabajaba como consultora para una compañía de inversiones. Pedro: 26 y era el encargado de mantenimiento de los Plaza Towers Luxury Appartments. Ambos tomaron su lugar en esquinas opuestas y observaron a su alrededor como si fuera la primera vez que tomaran ese ascensor. Pasados unos segundos se inclinaron hacia los controles al mismo tiempo y sus manos se encontraron por accidente sobre el número 4.
“Perdón” Exclamó Pedro volteando a ver a Lucía.
“No hay problema”contesto Lucía con una sonrisa tímida impropia de ella.
El ambiente se torno aún mas incomodo, Pedro volteaba hacia las paredes girando sus manos sobre su caja de herramientas. Lucía miraba a la pantalla indicadora L,1,2,3,4…Ding.
Se abrieron las puertas y salieron del elevador, Lucía introdujo su llave en el 402 el primer cuarto a la derecha por el pasillo. Abrió la puerta y se detuvo sonriendo para si misma. Dio media vuelta hacia la puerta 406 donde Pedro estaba esperando ser recibido.
“Nos vemos…Pedro” Sonrío Lucía mientras subía la mirada desde el nombre bordado sobre la camiseta de pedro hasta su cara.
“Nos vemos…”Intento contestar Pedro antes de ser interrumpido por el cerrar de la puerta de Lucía.
“…Lucía” terminó pedro para si en un suspiro
La puerta del 406 se abrió y una muy atractiva mujer rubia a finales de sus veintes apareció frente a el vistiendo nada mas que pantaletas y una blusa stretch. Lo miró de pies a cabeza y comenzó sin saludarlo.
“Es por acá, lleva tapado toda una semana, he estado marcando a recepción desde el martes y me han dicho que tienen una lista de espera. ¿Qué se supone que debo hacer? ¿Orinar en el lavabo? ¿Me esperas un momento?”La joven tomo su teléfono celular que estaba sobre la mesa de cristal y empezó a marcar mientras caminaba hacia una recamara, paso el umbral y azotó la puerta al cerrarla. Pedro solo se encogió de hombros y entro al baño. Este era impecable como el resto del departamento, había muchos artículos de belleza sobre el lavabo. “andale Pedro, mientras mas rápido mejor” pensó pedro para sí mientras se ponía sus guantes de hule. A través de la puerta del baño se escuchaba a la rubia gritar por el teléfono. “Alberto contesta…se que estas ahí ¡CONTESTA IDIOTA!... escúchame si no me regresas mi gato hoy mismo te juro que le voy a decir a mi entrenador que te parta la madre, y no estoy jugando llámame en cuanto llegues.”
“Cabron” murmuró la mujer al cerrar su celular. Salió de su recamara y caminó hacia la cocina. Sacó una botella de Té helado de su refrigerador y se dirigió hacia el baño.
“¿Ya lo arreglaste o no?” preguntó abruptamente al conserje mientras abría la puerta.
“Ya casi lo tengo, parece que se te cayó algo por la taza” contestó pedro mientras forcejeaba con un brazo adentro del inodoro
“bueno apúrate, por que tengo que salir pronto” demandó la chica bebiendo un poco de su té helado.
“Ahí está, ya lo tengo” Exclamo Pedro con una sonrisa triunfante mientras sacaba la bola de pelos del excusado.
La joven estupefacta soltó su botella derramando el líquido en el inmaculado piso.
“MAURICE! NO….NO MAURICE POR FAVOR NO” gritó la muchacha mientras se deslizaba con su espalda hacia la pared rompiendo en sollozos.
Pedro boquiabierto tardó segundos en darse cuenta que la bola de pelos en su mano era en realidad el felino de la muchacha, lo arrojó hacia la tina donde el gato perdió la cabeza en el impacto debido a la putrefacción que presentaba.
“Bueno..uhm si necesita cualquier otra cosa llame a recepción, que tenga un buen día” tartamudeo pedro mientras se levantaba dirigiéndose hacia la puerta. Corrió a la salida del apartamento y cerro la puerta a sus espaldas. Sentía su desayuno subir por su garganta mientras se quitaba los guantes de hule. Los tiró por el buzón de basura y caminó hacia el elevador.
Apenas presionó el botón de llamada cuando sintió una mano suave posarse sobre la suya.
“Hola, Pedro”
“Hola… Lucía”



0 Han dado una opinión acerca de “”

¡Ora pues contestón!

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Previous posts

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)