La unica y verdadera



Para Timbiriche


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...




"te estoy mirando, ya no hay materia...."



Una vez me acuerdo que conocí a un vato alto y grandulon, me cayo re bien desde que lo conocí, me parecía una persona sincera, estudiosa, seria, pero muy humilde y bien a toda madre. Con el tiempo fuimos conociéndonos más y mas, crecimos, entramos a la onda de los vicios “Alcohol y Rocanrol” y fue ahí en donde nos conocimos mejor.

Recuerdo que lo vi nacer como músico, desde que apenas sabía agarrar la guitarra. Me acuerdo también que él era zurdo, pero aun así aprendió a tocar como derecho (es medio terco el cabron), y su terquedad con la música me hizo verlo crecer hasta el gran músico que es. Con lo de “gran” no me refiero a que sea un virtuoso, si no que se entrega al tocar y es capaz de hacer sangrar sus venas y brotar sobre las cuerdas para que sus notas entren a las entrañas de una canción. Llegue a tocar con él por un ratillo, junto con otros dos grandes carnales hicimos una banda que nunca tuvo nombre, la cual recordaremos por lo que fue realmente y no por el nombre.

Llevo rato sin verlo, pues se ha ido al extranjero a estudiar, pero bien seguido me acuerdo de él, y no solo yo, también todos sus compas. Me he dado cuenta que a todos nos hace un chingo de falta que ya no este aquí, pero al mismo tiempo nos da un chingo de gusto que el wey este estudiando en otro lado, porque estamos seguros que se la ha de estar pasando a toda madre, eso es lo que nos llena el vacío que genera su ausencia.

Una vez me tope con su hermana en la escuela, me acuerdo que fue un poco después de navidad. Platicamos por un ratillo, le pregunte como le iba en la escuela, que como estaba su carnal, que tal se la habían pasado en navidad?. En esta última pregunta ella me respondió que les había echo un chingo de falta, que toda su familia se acordó bien cabron de él ese día, y que la nostalgia los había echo llorar a todos, al menos en silencio.

A pesar de todas esas lagrimas y la nostalgia, me atrevería a decir por todos los que te conocemos que nos da un chingo de gusto que hayas aprovechado esta oportunidad de estudiar en otro lado, y mas gusto nos da que la estés disfrutando, porque te lo mereces. Obviamente mas gusto nos dará cuando vuelvas, pero por ahora estaremos felices sabiendo que te encuentras viviendo una de los mejores momentos de tu vida.


“hoy es el primer día del resto de nuestro días”


Saludos carnal.
Hasta siempre.


0 Han dado una opinión acerca de “Para Timbiriche”

¡Ora pues contestón!

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Previous posts

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)