La unica y verdadera



Sueño entre serpientes...


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...







Hoy amanecí muy bien, me siento reconfortada y con muchas ganas de pensar e investigar cosas nuevas después de un sueño medio satánico que acabo de tener. Soñé que vivía con mi familia en un pueblo muy bonito y pequeño, había una iglesia preciosa en el centro del pueblo la cual era controla por un homie joven y pelón y de ojos grandes y llamativos. La gente del pueblo empezó a morir poco a poco, pero cada vez moría mas gente. A mi el cura ese me daba mala espina y yo sospechaba que ese wey tenia algo que ver con todas esas muertes, por que había notado que en los velorios el wey como que elegía cual seria su siguiente victima, y no era que el cura los asesinara con sus propias manos, mas bien era un pedo como de satanismo eclesiástico. Entones en un velorio de una persona importante del pueblo, al cual asistí y que se realizo en el interior de la iglesia, noté que el cura maldito se le estaba quedando viendo a alguien de mi familia, como señalando la siguiente muerte. Al ver la cara del cura me encabrone muchísimo y que me doy la vuelta y me dirigí hacia una cocina que estaba al fondo de la iglesia (jaja, pinchis sueños pachecos, un cocina en el fondo de la iglesia jajaja), abri el cajón, tome varios cuchillos cebolleros, una palita de esas como con las que se voltean los hotcakes, un martillo y una barra de acero picuda, caminé y me paré en el centro de la misa, saque el cuchillo mas picudo y se lo avente al padre, el cuchicillo se fue desplazando rapidamente haciendo espirales circulares en el aire, en direccion para estrellarse justamente en su garganta, pero desgraciadamente no le paso nada porque le di con el mango de madera al wey, entonces unos amigos se me acercaron y les pase algunos de mis cuchillos y todos nos lanzamos encima del padre. Le enterramos cuchillazos por todos lados pero no se moría el cabron, por la boca, en la panza, en las piernas, etc. Entonces tomo la pala de los hotcakes y le empecé a sacar los ojos con ella, mientras con la otra mano iba enterrando la barra de acero en su corazón, como a un bil vampiro, y con el vampiro la fui golpeando para que esta se clavara en sus entrañas y después lo aventamos a una chimenea que estaba debajo del cristo de la iglesia.

Con el asesinato del padre la gente dejó de morirse y todos vivan mejor. Y así me desperté hoy, reconfortada, dspues de todo....no se siente tan mal matar en un suenio.




0 Han dado una opinión acerca de “Sueño entre serpientes...”

¡Ora pues contestón!

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Previous posts

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)