La unica y verdadera




E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Regreso a casa de olimpiadas

(con los ojos del alma)



Hola lectores, como están? Llegaron completitos a sus casas en este fin de semana????
Alguno de ustedes ha ido a esos nuevos baños públicos que están poniendo en varias partes de la ciudad, unos que son verdes, en forma de quiosquitos, cobran 2 pesos por entrar , están forrados de publicidad y además tienes como de 10 a 15 minutos para tirar el lodo. A mi, sinceramente, me daría pena entrar a tirar el pastel a uno, están ubicados en los camellones de las avenidas principales, donde todo mundo te ve que entras, y el ruido de los carros ambienta tu meditación mientras cagas.

El sábado por la noche (mejor dicho, el domingo por la mañana), después de ir a una fiesta y de que mi amiga Paty me avisara que me detuviera para que vomitara justo antes de llegar a su casa (lo bueno que no vomitó dentro del auto), y despues de ver un carro volteado a medio camellon y un individuo tirado en la calle, rodeadote sangre y de personas que lo contemplan, llegué a casa, abrir la puerta, tome las llaves del candado del cancél y lo cerré, subí las escaleras cautelosamente, evitando no despertar a mis padres y así evitar la regañada, aplique otra técnica de arribo que al parecer funcionó a la perfección. Dí aviso de mi llegada justo a la entra de mi habitación y antes de escuchar "qué hora es?" , chun!!!! Cerré la puerta. Me dispuse a dormir, pero mis trampas no terminaron. Por la mañana, comencé a escuchar ruidos, mi tía estaba despierta limpiando todos los estragos que había dejado al momento de mi llegada, me hice tonta un rato en la cama hasta que la puerta, chun!!!! se cerró de nuevo, ahora mi cuarto estaba flamante, listo para la prueba del guante blanco, pero mi buena suerte no termina ahí, cuando me incorporé a las actividades de la casa, el desayuno estaba listo!!!!!! Y no era cualquier cosa, eran los suculentos taquitos de chorizo que "Ramirita" prepara, recomendados el paladar más exigente. Una vez en la mesa, nadie pregunto sobre la hora de mi llegada, solo preguntaban - de quién fue la fiesta?, en dónde fue?, qué dieron de comer?, bailaron? (creo que imaginan que voy algún tipo de banquete, que hay música versátil y que nos dan motas y silbatos para animarnos). Total, me tocaba lavar los platos pero mi mamá se proclamó como voluntaria y terminé "valientemente" barriendo la cocina :D. No he hecho mucho, casi son las tres y aún sigo en piyama escribiendo este post.


0 Han dado una opinión acerca de “”

¡Ora pues contestón!

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Previous posts

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)