La unica y verdadera



Changoleón


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



La tierra es mí cuerpo
El agua mí sangre
El viento es mí aliento
Y el fuego es mí espíritu

Que se prenda la banda, que se prenda la banda ¡Ya!


El estruendo de los tambores vibraba en mis aturdidos oídos, la fogata se encontraba en el clímax “!TUM,TUM, TACA, TUM…!”, la gente no paraba de bailar y brincar, era como una especia de rito hipnótico provocado por el insistente y monótono bit tamborilesco “!TUM,TUM, TACA, TUM…! . Las cadenas con bolas de fuego giraban cada vez más rápido, creando estelas de esferas imaginarias en el aire.
Parte de la banda se encontraba ya stoned y embobada, otros estaban tirados como reyes sobre la arena mientras que el churro avanzaba cada vez más rápido a la voz de ¡toque y rol!.

La banda ya estaba prendida, coreaban la canción que, unos instantes antes, una nativa del lugar había comenzado a cantar, “LA TIERRA ES MI CUERPO…”. Mi cuerpo se estremecía al compás del ritmo que, sin darme cuenta, bailaba sentada. El romper de las olas estaba en sincronía con la música, la brisa salpicaba todo mi cuerpo, mi corazón palpitaba a la par del bit que subía cada vez más “…EL AGUA MI SANGRE…”, mi sangre también fluía más rápido. Fue entonces cuando ocurrió, era la mujer más hermosa que jamás haya visto en mi vida, no puedo negar que aunque mi pasión sean los hombres también me gustan un poco las mujeres, pero ella era una diva, era un rayo de la luna sobre la oscura arena, simplemente una mujer perfecta.

Todos los instantes de la eternidad se habían reunido en ese momento, el tiempo dejo de existir, entonces los tambores dejaron de sonar para mi y la gente se movía en cámara lenta. Mis ojos no podían dejar de mirarla, ella sabía que yo la veía. Después unos inexistentes segundos sus ojos voltearon hacia mi, su rostro permanecía inmóvil y la mirada se anclaba cada vez más profundamente en el mar de mis ojos. Me dio un podo de nerviosismo, pero no podía dejar de verla. “…EL VIENTO ES MI ALIENTO…” sus labios comenzaron a moverse y se humedecían con su lengua, ella sentía lo mismo que yo, para ella el tiempo también se había detenido, yo lo sabía. Su mirada al fin se derrumbo y una sutil sonrisa crearon sus labios, todo parecía una fotografía, se reflejaba una especie de inocencia maliciosa en su rostro lleno de luz y ternura.

Amor y paz, hermanos

Los tambores reanudaron “!TUM,TUM, TACA, TUM…!”, no sabia cuanto tiempo había pasado, lo cual no me importaba. “…Y EL FUEGO ES MI ESPIRITU.” Mi alma se encontraba flotando sobre la orilla del mar, iba camino a mis sueños.

Me he marchado a volar con las Hadas
y no volveré más.


0 Han dado una opinión acerca de “Changoleón”

¡Ora pues contestón!

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Previous posts

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)