La unica y verdadera



Nuestra Dama y Los Hijos del Quinto Sol


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Hola, soy Madame...pero que importa quien sea yo....
Ya habrá lugar para hablar de mi,
por ahora solo soy:

Los ojos del sol

Un renacimiento es volver a la vida tras morir, es ser luz cuando las tinieblas cubren el pantano rojo, rojo de sangre, sangre de muerte, muerte de ser. Es recomprender al ser y hacerlo revisión y origen, nueva luz.

Es una consecuencia del saber, es equilibrio
que integra a los cuatro extremos interiores de la conducta:
el egoísmo, el Eros, el tánatos y el súper yo (Zoroastro, Nietzsche).

Renacer es ser Quetzalcoatl, Quincunce, renacer es un trabajo espiritual
efectuado en el campo de la mente.
Ahora mis visiones son parte de tu psique, tus suenios se desenvuelmen dentro de mi conciente inconciencia de toda tu inconsistencia.


Llegamos a crear este Quinto Sol, del Renacimiento
por la imprenta, con el bloqueo de los mercados de oriente
que empujara a los europeos a descubrir al mundo
como idea, en la mente.
Todos cuantos existimos desde el 1519 somos del Quinto Sol.
Somos los hijos del Sol del Renacimiento Humano.

El Renacimiento es el Quinto Sol, del Quetzalcoatl en Movimiento.


Mono37:
Zoroastro.....Zararatus...?
Quien chingados fue ese cabron?

"El mejor y más grande rey es aquel que hace la tierra más fértil"
"La verdad no es una planta de la tierra"

La religión zoroastrista fue fundada por este hombre natural del Irán Occidental. Al reformar la religión persa incluyó a Ahura Mazda como dios del bien y a Ahrimán como ente maligno, recogiendo su doctrina en el libro sagrado, Zend Avesta.

A los treinta años, Zaratustra, se retira a la soledad de la montaña, donde le acompañan sus dos animales heráldicos: el águila, símbolo del orgullo, y la serpiente, símbolo de la inteligencia. Alli aprende su sabiduría, y un día decide bajar a predicársela a los hombres. En el descenso hacia ellos tropieza con un eremita «que no ha oído todavía nada de que Dios ha muerto». Al llegar a la ciudad encuentra al pueblo reunido en el mercado y «comete la gran tontería de todos los eremitas»: hablar al pueblo, es decir, hablar a todos y no hablar a nadie. Sus discursos son, pues, para todos y para nadie. El fracaso es total, y el pueblo se burla de él. Sin embargo, Zaratustra les ha enseñado la doctrina del superhombre, mostrándoles
además la imagen del último hombre. Tras enterrar a un volatinero qué había caído a tierra mientras divertía al pueblo («tú has hecho del peligro tu profesión, en ello no hay nada despreciable. Ahora pereces a causa de tu profesión: por ello voy a enterrarte con mis propias manos»), Zaratustra descubre una
nueva verdad: no se debe hablar al pueblo. Desde ahora «cantaré, dice, mi canción para los eremitas solitarios o en pareja; y a quien todavía tenga oídos para oír cosas inauditas voy a abrumarle el corazón con mi felicidad». Zaratustra se retira otra vez a la montaña..

Mono37: Que pretencioso y absurdo esta todo esto, creo que me esta dando gueva.


0 Han dado una opinión acerca de “Nuestra Dama y Los Hijos del Quinto Sol”

¡Ora pues contestón!

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Previous posts

Archives


ATOM 0.3
(pa' que nos leas sin pedos)